La tercera feria de Inca convierte varias calles de la ciudad en un escenario propio de la Edad Media, ofrece al visitante los mejores productos ecológicos, la posibilidad de ponerse al día en todo lo relacionado con las bodas o degustar una exquisita sobrasada. Estas actividades son sólo ejemplos del extenso programa que se desarrollará durante todo el fin de semana. Un programa en el que tiene un especial protagonismo la Asociación de Comerciantes y Restauradores de Inca que preside Josep Nicolau, entidad organizadora de algunos de los actos principales de una cita que cierra el ciclo de Fires.

Nicolau se muestra satisfecho de asumir la organización de varias actividades “en colaboración con el Ayuntamiento, con el que tenemos una relación muy fluida y amistosa. Todos trabajamos por y para el bien de Inca”, y quiere destacar “lo grato que resulta trabajar con la concejala Rosa Maria Tarragó. Nosotros proponemos iniciativas para ayudar a que las ferias sean cada vez mejores, y en Rosa Maria hemos encontrado a una persona muy capacitada que siempre nos escucha y apoya”.

La cabeza visible de los comerciantes se muestra muy ilusionado con la primera edición de Món de Noces: “Se trata del primer salón de Inca dedicado al mundo de las bodas, donde el visitante podrá encontrar lo mejor del sector”.

Y tampoco oculta su satisfacción por la Muestra de Sobrasada: “El pasado año fue el primero que la hicimos y tuvimos siete puestos. Este año tendremos 16, así que hay motivos para estar contentos”.

Si a todo esto añadimos el zoco árabe, la exhibición de aves de rapiña, una demostración de cómo se elabora queso de oveja roja mallorquina o una ballada popular, por poner sólo algunos ejemplos, está claro que la tercera feria lo reúne todo para que ir a Inca sea la mejor opción del fin de semana.

X