El mercado de época es una de las grandes atracciones de la tercera feria de Inca. Desde su inauguración el pasado viernes, se ha convertido en uno de los centros neurálgicos de la feria. Organizado por la Asociación de Comerciantes y Restauradores de Inca, está presente en varias calles de la ciudad y atrae la atención de todos los visitantes.

Se trata de un mercado mucho más variado que el típico mercado medieval que podemos encontrar en otras poblaciones de Mallorca, porque también ha venido gente de la Península, tiene una puesta en escena espectacular y, además, tres grupos de animación se encargan de que el recorrido sea muy ameno para los muchos visitantes que recorren sus puestos, en los que son atendidos por personas ataviadas con indumentarias que nos trasladan a otra época.

X