Una representación institucional y cívica de la ciudad de Inca ha acudido a la sede del Consell de Mallorca para cumplir con la tradición e invitar la corporación insular a la celebración del Dijous Bo que se hará día 16 de noviembre.

De este modo, la comitiva encabezada por el alcalde de la capital del Raiguer, Virgilio Moreno, ha renovado la tradición de invitar a participar de la fiesta a las principales autoridades de la isla.

Durante la recepción, y como símbolo de la invitación, el alcalde ha entregado al presidente del Consell, Miquel Ensenyat, una copia del cartel diseñado por Lorenzo Fernández y que este año promociona la feria.

Una pareja vestida con la típica indumentaria campesina también ha entregado una cesta con productos de la tierra.

El presidente del Consell ha agradecido la invitación y ha aprovechado para recordar la importancia de la feria de Inca. «Por unos días, Inca se convierte en la capital de Mallorca», dijo Ensenyat. Al acto también acudieron los consejeros Cosme Bonet y Sandra Espeja.

  

 

X