Los Cossiers han acudido fieles a su cita un año más. Han acompañado esta mañana a la comitiva municipal desde el Ayuntamiento hasta la iglesia de Santa Maria la Major para asistir a la misa concelebrada, y después realizan su tradicional baile. El grupo sale dos veces al año para escenificar una tradición de siglos. Su peculiar indumentaria y sus bailes siempre llaman la atención de los visitantes.

Pep Miró, uno de los integrantes de los Cossiers, explicaba a www.dijousbo.es que «se trata de una tradición centenaria que se ha ido perdiendo y recuperando a lo largo del tiempo. Hace diez años la volvimos a instaurar definitivamente».

X