La previsión meteorológica apuntaba sol y nubes para el Dijous Bo, pero en las horas previas el tiempo no ha acompañado la comitiva y, unos minutos antes de la inauguración oficial de la fiesta mallorquina por excelencia, han comenzado a caer unas finas gotas de agua en la capital de Es Raiguer.

Sin embargo, el Dijous Bo de las nuevas tecnologías ya ha comenzado. A las 18 horas y a través de las redes sociales Twitter y Facebook se ha anunciado el corte de cinta por parte del alcalde, Rafel Torres, que como es habitual en los últimos años ha llegado en un carruaje acompañado por el resto de la comitiva municipal.

Torres ha declarado tras el corte de cinta que «es el día más importante para nuestra ciudad y, a pesar de las cuatro gotas que caen, espero que mañana no llueva, tal y como indican las previsiones meteorológicas».

El alcalde espera que «el Dijous Bo vuelva a tener un éxito de visitantes, estoy seguro de que esta tarde y mañana muchos mallorquines vendrán a nuestra ciudad». Además, Torres ha deseado que la ciudadanía «disfrute de un día de fiesta, de un día único en Mallorca» y ha recordado que a pesar de los recortes presupuestarios «hemos hecho los deberes» para el Dijous Bo sea un año más «una cita inolvidable».

X