Las Fires de Inca acogerán una nueva edición del mercado ‘Barrio de los artesanos’, un proyecto que empezó hace tres años y con el que se busca «potenciar el trabajo artesanal», así como explica el organizador Pep Còrcoles. Un trabajo, que según explica, «es fruto de muchas horas» aunque muy gratificante «al ver que una cosa hecha con sus manos es útil para los demás».

En las calles de la Pau, l’Estrella y Miquel Duran, zapateros, carpinteros, tejedoras y demás artesanos ofrecerán una muestra de los trabajos que realizan. Todos ellos además irán vestidos con los trajes típicos del oficio, «como muestra de respeto por nuestras tradiciones», señala Còrcoles.

Este año, como novedad, uno de los socios del Sindicato Obrero La Paz ha construido un tiovivo con material reciclado. Así como describe Pep, «el carrusel es totalmente ecológico y va accionado con una bicicleta, por lo que no consume electricidad ni gasolina». El tiovivo, al que se podrán montar los niños, estará situado en la calle General Luque durante las dos primeras Fires y en la calle Miquel Duran, durante la tercera fira y el Dijous Bo.

Respecto al precio de la artesanía, Còrcoles asegura que «no es un producto caro pero hay que tener en cuenta que vale ese dinero porque se invierte mucho trabajo en cada pieza». Asegura que «ahora estamos acostumbrados a comprar en grandes superficies y si sale defectuoso lo tiras y compras otro». Sin embargo, continua, «si un producto artesanal se estropea puedes ir a quien te lo ha fabricado porque sabes que podrá arreglarlo».

Para esta edición espera «poder gustar a la gente, vender lo máximo posible y sobre todo ayudar a dinamizar el negocio de Inca». El ‘Barrio de los artesanos’ abrirá en cada fira de 10 a 20 horas. No perdáis la oportunidad de pasear por un mercado que aúne tradición artesana y cultura en un ambiente inmejorable.

X