Ha cumplido cinco años y desde que comenzó no ha parado de superarse. La exposición de motos y coches organizada por el Motoclub Els Galgos es una de las actividades más atractivas de esta segunda feria. La muestra, que se desarrolla hoy domingo de 10 a 19 horas en varias calles de la ciudad, atrae a muchos visitantes que se interesan sobre todo por los vehículos más antiguos, algunos de ellos verdaderos símbolos de tiempos pasados.

Así, el visitante puede comprobar cómo eran las motos más populares de hace varias décadas, alguna de las cuales, como Mobylettes o Vespas, pueden contemplarse en esta exhibición.

También participan en el evento varios clubs vinculados a determinados modelos, como el R-5 Turbo o el Citroën 2CV, conocido popularmente como “dos caballos”, además de coches americanos de los años 60 y 70 o vehículos militares. Una gran variedad que hace de la muestra una de las grandes atracciones de una feria dedicada al motor y al deporte.

Pero la joya de la exposición es un coche emblemático, símbolo de toda una época: el Seat 600. La concentración nacional del legendario modelo que se celebra en el marco de esta feria ha traído a Inca el primer 600 que se matriculó en España, en 1957. Los primeros se pusieron a la venta por unas 70.000 pesetas de la época y tuvieron tanta aceptación que el mítico modelo, que se fabricó hasta 1973, acabó por convertirse en el coche más popular que ha circulado jamás por las carreteras españolas.

X