A partir de este martes, 5 de noviembre, y hasta el último día del presente mes, Inca vivirá -con actividades de todo tipo- su fiesta más querida, el Dijous Bo, fijado para el 14-N. El alcalde, Virgilio Moreno, ha presentado este lunes un programa cargado de actos para adultos y menores.

«El Dijous Bo nos da la oportunidad de mostrarnos a los miles de visitantes que pasan por nuestro municipio y dar a conocer todo aquello que hace que estemos orgullosos de ser inquers y inqueres. Este es uno de los motivos por el cual hemos decidido hacer la presentación en Can Monroig y poder promocionar nuestro patrimonio, un aspecto también muy importante y destacado en Inca.», ha manifestado Moreno.

Por primera vez, este año el día siguiente del Dijous Bo -viernes- será festivo en Inca y, por lo tanto, se podrán alargar las actividades durante el Dijous Bo, por el cual pasan más de 150.000 personas. «Esto permitirá que el jueves por la tarde haya mucho más movimiento y que los comercios y restaurantes puedan alargar su actividad. Además, de este modo, los inquers que trabajan este día también podrán disfrutar de la jornada», ha explicado Moreno.

Por su parte, el regidor de Fiestas del Ayuntamiento de Inca, Antoni Penya, ha asegurado que «nos esperan siete días llenos de actividades para disfrutar en familia». «Hasta las 23.00 horas del Dijous Bo estarán abiertas todas las paradetes y así podremos alargar todavía más la Feria más grande de todas las Ferias. Son días para salir a la calle, pasear, hacer pueblo y mostrarnos orgullosos de ser inquers.«, ha recalcado Peña, en la presentación.

X