Entre las actividades deportivas programadas en el marco del Dijous Bo, hay una que brilla con luz propia: el rally que organiza la Peña Slick Quemado. Y es que no se trata de una prueba más del Campeonato de Baleares de la especialidad, sino de la más importante junto al Vall de Sant Pere, disputado el pasado mes de septiembre. El Rally Dijous Bo será este año la séptima prueba puntuable para el campeonato y acudirá fiel a su cita el próximo 8 de noviembre.

Al tratarse de la penúltima prueba de la edición de este año, todo indica que será decisiva en la resolución de un campeonato que el próximo fin de semana afronta el Rallysprint Illa de Menorca. Pero suceda lo que suceda allí, la cita de Inca tendrá mucho que decir en el apasionante pulso que mantienen José Miguel Álvarez y Lorenzo Andreu. El primero lidera el campeonato con 110 puntos, con Andreu pisándole los talones a solo cuatro puntos. Incluso el tercero en discordia, David García, que acumula 96, podría apretar aun más la clasificación o incluso asaltar el liderato si los dos primeros fallan. Así las cosas, está claro que el Dijous Bo será clave para dilucidar quién será este año el campeón.

El rally de Inca, que este año cumple su XVI edición, suele tener una gran participación y recorridos duros, dos aspectos que han contribuido a su gran prestigio. El pasado año tuvo como vencedor a Toni Amer. Un triunfo con una connotación especial al tratarse del organizador de la prueba.

X