La Muestra de Cerveza Artesana Mallorquina ha cambiado este año de ubicación. Y lo ha hecho para mejor. El evento, que reúne a siete de los ocho productores de cerveza de las islas, ha pasado del Claustro de Sant Domingo a la plaza de Espanya, rebautizada para la ocasión en la plaza del Llúpol. Allí se exponen y venden diferentes tipos de esta popular bebida.

La Muestra, con horario de 10 a 20 horas, ofrece una caña y una tapa por 3 euros. El Celler Can Amer y Galletas Quely aportan las tapas.

Miquel Amorós es uno de los impulsores de la Muestra y explica las ventajas del cambio de ubicación: “El Claustro es un lugar muy bonito, pero está algo apartado. La plaza de Espanya es perfecta”, añadiendo que “además de la ubicación, también ha influido el buen tiempo en la gran acogida que está teniendo este año la Muestra”.

Los cerveceros también participarán en la muestra gastronómica Peccata Minuta, que se celebrará el domingo 26 en el marco de la segunda feria, en este caso con el Claustro como escenario. Amorós espera que la respuesta del público sea “aún mejor que el pasado año”.

X