Nadie mejor que los protagonistas de Tastam Vins para darnos su versión de cómo ha transcurrido la jornada. Hablamos con Andrés Gelabert, de Bodegas Ángel. La bodega es “joven, tiene siete años, pero estamos muy satisfechos de lo aprendido. Tenemos confianza y respaldo”, afirmaba Gelabert. Asimismo, incidía en que la idea de Tastam Vins era muy buena y el día había funcionado, si bien es partidario de incrementar la promoción del evento de cara al año que viene, “porque queremos repetir; nos hemos paseado y la gente ha disfrutado, ha tenido mucha aceptación, y es una pena que no lo conociera más gente”.

Pese a puntos que pueden mejorarse, Gelabert se mostraba “encantado; especialmente con el sitio, me he enamorado de este claustro. El año que viene hay que volver y traer más gente”. Habrá que esperar a verlos en una iniciativa similar, puesto que al Dijous Bo vendrán “únicamente como visitantes”. ¡Nos vemos en Inca!

X